lunes, 29 de noviembre de 2010

COMO CUIDAR TU NOCHEBUENA


Si aún crees que las flores de nochebuena que te quedan después de las fiestas navideñas no sirven para la próxima Navidad estas muy equivocado pues con un poco de cuidado, estas plantas pueden volver a florecer y aunque una segunda vez no es tan buena como cuando florece por primera vez, todavía te pueden ofrecer un atractivo especial e incluso puedes sembrarla como una arbusto en tu jardín.

Para ayudarte a disfrutar de la flor de nochebuena por varios años sigue las siguientes recomendaciones

Cuidados para una flor recién adquirida
Ponerle agua cada tercer día, una taza de agua es suficiente (250ml)
No puede quedarse en el papel estraza por más de dos días ya que se queman las hojas
El papel estraza se utiliza para transportarlas unicamente
Las flores no debe permanecer al sol de forma directa, ya que fueron cutivadas en invernaderos

Cuidados después de las fiestas navideñas
Para que estas plantas duren el mayor tiempo posible se recomienda cubrirlas por las noches con papel periódico, si se encuentran en el exterior y si la temperatura baja hasta cero grados. 

Las nochebuenas deben regarse por la mañana con agua limpia, a una temperatura de 20 grados. Puede ser riego por abajo o por encima y hasta a manguerazo, procurando nunca mojar sus pétalos.
A las plantas de nochebuena les gusta mucho la luz, así que es mejor ponerlas cerca de una ventana soleada.Evita corrientes de aire pues el cambio repentino de temperatura puede hacer que se les caigan las hojas. Revise la tierra con regularidad y cuando la superficie se sienta seca, empape la tierra completamente. Si la tierra se seca, la planta perderá las hojas. Por otra parte, si la tierra está muy húmeda, puede provocar enfermedades en la raíz que también provocarán la caída de las hojas.
La mejor temperatura para mantener las flores es entre 65 y 70 grados Fahrenheit durante el día y temperaturas más frescas durante la noche. Si la temperatura sube demasiado, las flores se marchitarán más pronto.
Cada dos semanas o una vez al mes, agregue a la planta un fertilizante soluble, como el que se usa para las plantas caseras.
Hacia fines del invierno o a comienzos de la primavera, cuando las flores pierden su color y se caen las hojas, pode los tallos dos tramos y deje que la tierra se seque poco a poco. Pero no la deje secar tanto que los tallos se resequen. Manténgala en un lugar fresco (60º F) y bien ventilado hasta el final de la primavera.

Para que vuelva a florecer la próxima Navidad
Una vez que no haya peligro de una helada o temperaturas muy frías, ponga la planta a la intemperie en un lugar soleado o con un poco de sombra y pásela a una maceta más grande, si es necesario. Agregue agua y fertilizante, según lo necesite.
Entre el 15 de agosto y el 1o de septiembre, pode los tallos para que no queden muy largos y deje de tres a cuatro hojas por tallo. Los recortes pueden echar raíces si los planta en una mezcla de mitad de turba y mitad de arena y florecerán para la Navidad.
Antes de la primera helada, lleve la planta de la flor de nochebuena a su hogar y vuélvala a poner cerca de una ventana soleada. Empezando en octubre y hasta que se vea el color en las flores, es importante que las plantas de nochebuena estén en la oscuridad por 14 horas diarias. Puede lograr esto si de noche pone la planta en un cuarto sin luz, en un armario o dentro de una caja. Asegúrese de volver a sacar la planta a la luz durante el día, puesto que todavía requiere de la luz para elaborar su alimento.

Para sembrar la nochebuena como arbusto
Las plantas de nochebuena crecen y florecen bien en lugares que no tengan heladas y en suelo que tenga buen drenaje. En áreas donde ocurren heladas de vez en cuando, las plantas se deben tener en un lugar cálido y protegido. La planta sufre más por las heladas durante su primer año de crecimiento. Por eso es mejor sacarlas después de que ya no haya riesgo de una helada.
Entresaque las ramas en el verano para que produzca flores más grandes. O puede podar la planta cada dos meses si quiere que crezca como arbusto, pero tendrá flores más pequeñas. Puede agregarle abono vegetal en la primavera o un poco de fertilizante a base de nitrógeno dos o tres veces durante la época de crecimiento cada seis semanas. Para que el color rojo sea más intenso, aliméntela cada dos semanas con un fertilizante.

1 comentario: